Convertir FAT32 a NTFS sin formatear ni perder datos

FAT32 es un sistema de archivos con más de 12 años, y es que Microsoft lo presentó por primera vez en agosto de 1996 en la segunda OEM de Windows95. Sin duda el FAT32 supuso un importante avanze sobre FAT12 que data de 1977 y el FAT16 que vió la luz en 1988, aunque nunca a la altura de los sistemas de archivos de Linux, por aquel entonces Ext2.

Lo que no acabaré de entender porque Microsoft lanzó FAT32 cuando NTFS existia desde 1993 y es notablemente superior en todos los aspectos, siendo un sistema de almacenamiento más eficaz, con compresión nativa, cuotas de disco y cifrado, mayor fiabilidad, y la posibilidad de crear fichero de hasta 16TiB frente los 4GiB de FAT32.

Quizás los beneficios de NTFS para Windows y que desde Windows 2000 ya podemos usar este sistema de archivos antes relegado a Windows NT Server hacen que el FAT32 sea obsoleto recomendado usar el nuevo formato. No hace falta decir que sería ideal que Windows soportase lectura y escritura de Ext3, ReiserFS, Ext4, … de forma nativa de forma que pudiesemos elegir un mejor sistemas de archivos. Al menos Linux y Mac OS X si pueden leer FAT y NTFS sin mucho problema.

A lo que vamos, convertir una partición FAT32 a NTFS sin necesidad de formatear y sin perdida de datos es posible, seguir estos pasos:

  1. Recomiendo realizar una copia de seguridad de todos los datos, más vale prevenir, ya que nosotros no nos hacemos responsables de lo que pueda pasar. Nada tiene porque fallar, pero Murphys puede hacer de las suyas.
  2. Abrir el simbolo del sistema en Windows, solo tenéis que ejecutar cmd.
  3. Para la conversión utilizaremos el comando convert. Tenemos que indicarle que deseamos convertir una partición a NTFS utilizando los parametros /FS:NTFS. Si además queremos que el programa nos muestre información del progreso de la conversión añadir el parametro /V (verbose). De forma que para iniciar el proceso de conversión el comando quedaría una cosa así:
    convert d: /FS:NTFS /V
  4. En función del tamaño de nuestro disco duro y de los ficheros almacenados tardará un poco más o menos.
  5. Una vez finaliza el proceso ya podemos disfrutar de nuestra nueva partición NTFS.

Si utilizar Linux o MAC OS X posiblemente necesites algún driver adicional como NTFS-3G para poder leer y escribir este tipo de particiones de Microsoft. En Ubuntu ya viene activado el soporte NTFS por defecto.

vía: mundo geek

Next ArticleRuta MTB de hoy domingo con caída incluida