centros de datos de google por el mundo

Es lo que Google lleva años construyendo una gran red mundial basada en un arquitectura globalmente distribuida de creación propia en su mayoría. Entre las ventajas de ser tan grande como el Gran Hermano están sin lugar a dudas las de poder innovar y ser muy rápido en hacerlo, tener el posiblemente sistema de computación más rápido y distribuidor, ya que su meta es dar la respuesta en el menor tiempo posible al usuario, y por supuesto la de disponer de centros de datos propio y a medida distribuidos de forma estratégica por todo el mundo, incluso en función de su tráfico y necesidades reales.

Esto viene al caso por una referencia a Datacenter Knowledge que podemos leer en BoingBoing sobre uno de los últimos centros de datos nuevos de Google en Saint-Ghislain, Bélgica que permite tener una visión realmente clara de las ventajas de esta arquitectura globalmente distribuida.

Después de leer el artículo de Enrique Dans lo que más me llama la atención del modelo de Google que además de ser capaces de transferir el control de tráfico y las llamadas a servicios y webs en milisegundos de un centro de datos a otro, también son capaces de controlar variables tan importantes como el consumo eléctrico necesario para mantener esos miles de servidores que conforman su gran red Internet Google. Lo que más me gusto es la idea de construir centros de datos en zonas que no necesitan aire acondicionado como tal, se utilizan otros sistemas de refrigeración que consumen mucha menos energía, siendo posible por el clima más bien frio de la zona de construcción del datacenter, pero además con la ventaja de que ante la subida de las temperaturas se puede apagar sin problemas de forma progresiva el centro de datos hasta que las temperaturas sean adecuadas. Pasando de forma casi instantánea el control a otros centos de Google.

Esto está realmente bien, pero mucho mejor está si además son capaces de aprovechar las tarifas más baratas en función de los horarios nocturnos de cada zona, ahorrando posiblemente millones de euros en la factura eléctrica. Realmente genial como piensan en Google para hacer todo siempre de la forma más óptima, económica, escalable y por supuesto totalmente distribuida, lo que ahora todos llamamos cloud computing.

Arriba podéis ver el mapa de distribución de data centers de Google en 2008. Llama la atención que en España para tener una penetració del 98% no tengan ningún centro de datos.