La Software Freedom Law Center (Centro Legal para la Liberación del Software) está trabajando en lo que sería una de las primeras demandas contra empresas que hacen uso de código abierto de software libre bajo la licencia GNU GPL y que después de hace uso del mismo no han liberado el código fuente.

Este caso ha sido la empresa Monsoon que hizo uso de código de BusyBox, un conjunto de herramientas para sistemas linux embebidos, entre los que están un sistema de transmisión de vídeo, y cuyos cambios en el código fuente no se liberaron como exige la licencia GPL.

Está podría ser una prueba de fuego para probar la efectividad lega de la licencia GPL.

Más información: ars technica
Vía: Bitelia y BarraPunto