Y pasaron los Reyes Magos de Oriente descargando sus regalos en la casas de los más afortunados, material o inmaterial, pero un detalle al fin y al cabo. En mi caso lo que más me ha sorprendido han sido los patines que he recibido de alguien muy especial y con los que espero no darme demasiados golpes aprendiendo.

Sin tiempo para escribir.201