Con la excusa de la amenaza terrorista el Congreso ha sacado adelante la ley que acaba con el anonimato de las tarjetas de prepago de los teléfonos móviles con la abstención del PP.

Y es que según parece este proyecto de ley para la Conservación de Datos relativos a las Comunicaciones Electrónicas, esta hecha a medida y hará que todos los usuarios de móviles con tarjeta de prepago dejen de ser anónimos, obligando a las operadoras a registrar sus datos completos, aunque no los contenidos de la conversaciones (estaría bueno, no ?) y conservarlos durante todo un año, y cederlos solo en caso de que un juez así lo determine por delitos graves.

Posiblemente esta nueva ley sea una excusa más para tenernos un poquito más controlados, pero dudo mucho que esta medida sea útil, o acaso en todos los países se guardan los datos de las tarjetas de prepago, basta que exista un país que no para que se utilizen. Al menos la ley es aplicación de una normativa europea.

Así que ya sabéis, si eres uno de los 21 millones de usuarios de prepago tendrás 2 años para decir quien eres.

Más información en El País. (a través de la cache de Google)