Claves para el éxito en el cuarto trimestre 2009

crisis: peligro y oportunidad

Como un participante más del mundo de los negocios muchos habremos escuchando que el anagrama compuesto japonés para representar la palabra crisis está compuesto de 2 anagramas simples que representan peligro y oportunidad. Sin duda una representación acertada de lo que significa estar en crisis, es un momento de peligro e incertidumbre, pero a la vez se convierte en una oportunidad para aprovechar el momento.

Lo que tenemos que hacer para conseguir el éxito en un contexto de recesión económica mundial es provocar que el actual peligro se convierta en una ventaja que nos de un elemento diferenciador para ser más competitivos.

Estas son las cinco claves del éxito para el cuarto trimestre de 2009, seguro que hay más claves a tener en cuenta, pero estas quizás condensan en pocas palabras las experiencias y capacidades para enfrentarnos a la crisis y cerrar el año con buenos resultados.

  1. Tu departamento comercial y de ventas debe ser el eje fundamental para lograr el éxito, de hecho es quizás la parte más importante en primera instancia para hacer crecer tu empresa. El éxito depende de la capacidad de cierre de proyectos / ventas de tu equipo de comerciales. Realiza esfuerzos para dar más formación y conocimientos a tus comerciales, pero no te centres solo en este área, es bueno que toda tu empresa sepa como vender, todos somos comerciales en potencia.
  2. No te lleves a engaños con tu producto o servicio, la base del mismo en si no tiene ningún valor, ya que toda la competencia tiene un producto o servicio similar, que lo puede hacer igual de bien que tú y además más barato. El valor diferenciador está en el conocimiento del negocio, es interesante evaluar especializarse en nichos de mercado, pero no dejar de lado el mercado en si.
  3. Es bueno definir, quizás si no tienes recursos suficientes no sea bueno ir a por todos los negocios que se presentan, selecciona a tus clientes y ve a por las oportunidades que resulten mejores. En la mayor parte de los casos el 80% de los ingresos provienen del 20% de tus proyectos, siendo la lectura inversa que el 20% de tus ingresos son del 80% de “malos” proyectos, lo ideal es buscar un buen equilibrio donde entre el 40-60% de los ingresos nos lleguen por nuestras mejores operaciones. Este punto puede variar en función del negocio, si ofrecemos servicios o productos para un mercado masivo y de bajo coste quizás sea momento de aplicar el punto 2 para buscar los nichos.
  4. Para alcanzar los objetivos y el éxito hay que generar valor, para innovar es realmente importante la labor que puede realizar nuestro departamento de marketing, su creatividad nos ayudará a salir de la crisis. Además es vital escuchar a nuestros empleados y fomentar su creatividad, organiza seminarios de creatividad para impactar directamente en los procesos de tu compañía. En nuestra economía globalizada y altamente competitiva se tiende a pagar solo por el talento, con esto hay que decir que NO se trata de explotar al empleado, hay que colaborar con el y aprovechar su potencial, sus conocimientos, haciéndolo participe de la organización.
  5. Sea pro-activo y quizás un poco paranoico, estimula a tu gente, hay que buscar la crispa en cada persona e integrarla en el día a día del negocio. Si te dan ha elegir entre un millón de euros en acciones de una constructora o cien mil euros en acciones en una empresa con socios como Bill Gates y Steve Jobs. ¿Cual sería tu elección?.

Recuerda que el mercado evoluciona de forma espectacular y seguro que lo que pensaste ya lo está haciendo alguien, busca como diferenciarte, apuesta por el talento para conseguirlo. Si estás emprendiendo y necesitas valor quizás sea interesante buscar ayuda en Nervia conectamos ideas, escribenos.

Este artículo es una adaptación del original en CIO América Latina que pude leer través de LinkedIn ( Marcelo Lozano).