Parece que la transición a IPv6 es una historia que no termina de acabar, y que no para de retrasarse con los consecuentes peligros de esta implementación necesaria para el futuro.

Parece que solo los negocios europeos deberían tomarse más en serio esta transición necesaria la versión 6 del protocolo IP, que supone un cambio para evitar el colapso y falta de IPs en la versión 4. Según reporta RIPE son aún pocos los negocios que permite el acceso serio a IPv6, al tiempo que se complican la asignación de las nuevas IPs debido a su política de asignación.

Estaría bien que se defina un plan real para que todos tengamos que disponer de forma obligatoria ya de una IPv6, además de las correspondiente IPv4 temporal, hasta que se complete la migración, quizás el punto debería ser que las operadoras den el salto para todos los clientes de conectividad residencial, y que buscadores como Google, Yahoo! y Live se adapten 100% al IPv6, de forma que se convierta en una campaña viral que nos lleve a todos a acogernos a las nuevas IPs. Nueva Zelanda ya está pisando el acelerador con IPv6.

Podéis leer un poco más sobre estas historias de transiciones hacia el IPv6 en Circle ID.

vía: DomainNews