¿Por qué el software de Apple no es realmente gratis?

mac os x mavericks es gratis

Apple sigue buscando sorprender, y no contenta con hacerlo con nuevos productos como el iPad Air o los nuevos Macbook pro con pantalla retina, también lo hace con su nuevo sistema operativo Mac OS X Mavericks. La nueva versión del sistema operativo de Apple por la que antes cobraba más de 150 euros, ahora es gratis.

¡Gratis! y todos los que tenemos un Mac pensamos rápidamente que era una gran noticia, porque podríamos actualizar todas las novedades, como el ahorro de batería, sin tener que pagar nada. Con esto Apple consigue varias cosas, la primera aumentar la velocidad de adopción de la nueva versión del sistema operativo, y generar un cambio notable en el ecosistema. Ellos mismos lo anunciaban como, “Hoy, vamos a revolucionar el precio” en palabras de Craig Federighi.

Este movimiento es un paso adelante para tratar de reinventar la economía de toda la industria. Dejando fuera de juego a sus competidores, que aun están pensando el porque de un movimiento así. Pero no nos dejemos engañar, realmente no es gratis. Y no es un cambio de estrategia de hoy, el Mac OS fue gratis entre 1984 y 1991, pasando Apple a cobrar unos 95 dólares por la versión 7.1 en 1992.

Hoy el tiempo es crítico, y un movimiento así es un claro revés para el ecosistema de Microsoft, donde Office es la fuente de ingresos, y donde los márgenes de hardware son cada vez más pequeños, cuando no inexistentes. Amazon también está jugando con su guerra de precios, pero donde realmente hace dinero es con el contenido y con las suscripciones Amazon Premium, y esto en cierto modo también impacta en Apple.

Ahora con este nuevo movimiento de Apple el ecosistema es más importante que el sistema operativo. El sistema operativo vale cero, se pone al mismo nivel que Linux, aunque salvando las diferencias, pues Linux además de gratis, es código abierto y es posible instalarlo en casi cualquier ordenador o dispositivo. Y como el dinero no saldrá del sistema operativo, tiene que salir de lo que podamos construir a su alrededor, está será la clave de la caja futura. En el caso de Apple de las App Stores, de los servicios cloud y del hardware (Macs, iPad e iPhones). Empezaremos a pagar por la experiencia y el ecosistema. Sin entrar en que seremos cautivos del modelo Apple, como lo somos del modelo de Microsoft y en cierto modo también lo somos de Google. Lo ideal sería Linux para no ser usuarios cautivos, pero lo tiene más difícil para avanzar entre los usuarios.

Son muchas las empresas que ya se han dado cuenta de los cambios necesarios para sobrevivir en ese mundo de tecnología donde todo cambia. De los movimientos que más me han gustado es sin lugar a dudas el de Adobe Creative Cloud. Una forma sencilla y mucho más económica de poner a disposición de los usuarios acceso a sus herramientas de creatividad, como Photoshop, a un coste mensual realmente bajo, entrando en un modelo podríamos decir SaaS, donde te instalas el software y pagas por usarlo. Los ahorros para los usuarios son más que claros, y siempre disponen de acceso a las últimas versiones. Otro caso puede ser Google Apps, sobre todo con su Google Docs, que trata de competir de forma directa con el Office de Microsoft, y este último se lanza con Office 365 a intentar recuperar el terreno perdido. Microsoft lo tiene difícil porque Google está ganando terreno en correo electrónico, unido a las herramientas ofimáticas con colaboración.

Esta claro que nadie regala nada por que sí. Apple no está dando su sistema operativo gratis, está atrayendo nuevos usuarios a su ecosistema. Mac OS X gratis, iOS gratis, iPhoto gratis, iMovie gratis, … no es más que otra forma de cautivarnos, porque realmente si pagaremos pero de otra forma totalmente diferente, obligando a muchas empresas a pensar en como lo tienen que hacer.

Ahora es el turno de Microsoft, si Windows fuese gratis (algo que recientemente comentábamos también con Javier Cuervo), que pasaría con Linux en escritorio, y quizás también con Mac OS X, porque igual Microsoft ganaría mucho terreno. El problema es que Office también está sufriendo la competencia, sobre todo con soluciones cloud como Google Docs, pero también con OpenOffice y LibreOffice. Esto sin duda hace pensar que Microsoft no sacará Windows gratis.

Además de las conversaciones sin fin sobre estos temas, leí hace unos días sobre el mismo tema en Marketwatch.

Comments are closed.