Vuelve “Sin tiempo para escribir” en su número 262

Ya se que tengo un poco abandonado el blog, pero mi día a día no me deja encontrar tiempo para retomarlo de forma sería. La culta es de mis horas de sueño, de los libros que quiero leer, de Stackscale, de pilates y ahora de crossfit, y una larga lista en la que debería volver a incluir el blog. ¡En algún momento lo conseguiré!.

Hace algo más de un año que recopilé la edición 261 de “Sin tiempo para escribir” y ahora vuelvo con la serie con la esperanza de no dejar de hacerlo al menos semanalmente. Pero esta vez voy a cambiar un poco el formato de la publicación.

Molinos de Campo de Criptana al atardecer.
Molinos de Campo de Criptana al atardecer. Fotografía de David Carrero.

Sin tiempo para escribir.262

La semana empieza con las confesiones de Iñaki Arriaga de Acumbamail, amigo y socio, que ha decidido contarnos un poco más de la historia (y facturación) de esta popular plataforma de email marketing de la que formo parte desde sus inicios, como socio fundador y como usuario habitual. Ahora me estoy pensando en escribir algún post sobre la historia de Stackscale y también nuestros hitos de facturación, e igual hasta lo puedo ampliar para contar la historia de mi primera empresa, Ferca Network, de la que ya casi nadie se acuerda.

WordPress sigue siendo el rey de los gestores de contenidos, una herramienta que se ha convertido en imprescindible para millones de páginas web alrededor del mundo. Pero la competencia sigue intentando abrirse hueco y a mi me gusta como avanza Ghost con el lanzamiento de su versión 1.0 para la que está pidiendo ayuda en KickStarter.

¿Eres de los que sigue usando la aplicación de mapas de Google en tu iPhone?. Que no te sorprenda la pregunta pues ya son varios amigos (no relacionados con tecnología) los que casi ni conocen que Google tiene una aplicación de mapas para “la manzana” y utilizan siempre los mapas de Apple. Pero lo más sorprendente es que están encantados con el servicio y rendimiento de Apple Maps. Analía Plaza hizo hace poco una comparativa de ambas aplicaciones con el caso concreto de la ciudad de Madrid y parece que Apple por fin está despertando.

Antes no cite mi pequeña adicción a las series en NetFlix y HBO principalmente, aunque la aplicación de HBO debería mejorar de forma radical. Entre las series que estoy siguiendo ahora están Juegos de Tronos (que he empezado a ver desde el principio), New Girl con sus rápidos y amenos capítulos, Z Nation que aun no se si me enganchará, DC Heroes de Leyenda que consiguió engancharme aunque a veces es un poco mala, y The White Princess. Y tengo empezadas, pero no me han enganchado todavía, Viajeros, ARQ, The OA, TerraNova y Iron Fist.

Creo que aquí voy a dar por terminado esta nueva edición de “Sin tiempo para escribir” en la que os comparto pocos enlaces ya que hace nada que he vuelto de mis vacaciones en la zona de Chiclana. Y sabéis que lo que más me gusta de la vacaciones es que abandono el móvil y puedo leer más. Mi última lectura las memorias de André Agassi que deberíais leer. Y ahora le toca el turno al tema de moda en tecnología, el blockchain, algo de lo que parece no podremos escapar y que forma parte de muchas conversaciones frikis en las que me veo envuelto. Hace pocos días que leí el artículo de Pablo Herreros sobre “Qué es y por qué te cambiará la vida el blockchain”, lo que desembocó en la compra del libro que recomendaba: Blockchain: La revolución industrial de internet.

La imagen de cabecera de este artículo es de este fin de semana que estuvimos volviendo a visitar los molinos de viento de Campo de Criptana, cerquita de mi pueblo Herencia. Si queréis ver más fotografías podéis hacerlo en mi perfil de Instagram @dcarrero o en mi perfil “foodie” en @carrerofoodie.