El secreto de Apple al descubierto, y es que al principio se hablaba de la diferencia entre aplicaciones para iPhone y aplicaciones para iPad, nada más lejos de la realidad con el iPhone 4 que cuenta con una pantalla de alta resolución. Resolución que curiosamente se acerca muy mucho a la del iPad, aunque más comprimida.

Esto nos llevaría a pensar que cualquier aplicación desarrollada para iPhone4 ya es o puede ser compatible con iPad sin mucho esfuerzo para el desarrollador, y por desgracia (o no) que es posible que tardemos mucho tiempo en ver un iPad con una pantalla retina, pues su resolución aumentaría de forma escandalosa, lo que sin duda sería un problema para el desarrollo, además de las necesidades de memoria y potencia necesarios para mover los gráficos.

Espero que los desarrolladores de aplicaciones para los dispositivos de Apple tomen buena nota y dejen de sacar versiones para ambos gadgets pero con diferentes precios, creo que es mejor unificar aplicaciones y precios.

referencia e imagen de Applesfera.