La batalla por la educación y libros de texto digitales

Cada vez que miramos hacia donde van los modelos educativos del futuro, vemos menos papel y más tecnología, no se si esto es realmente el escenario ideal. La cuestión es que si aplicamos esta evolución de forma correcta puede ser un paso realmente positivo para las próximas generaciones que están llamadas a liderar el mundo en los años venideros.

El mercado de la educación y libros de texto también se está adentrando en el interesante mundo de la nube, el cloud computing, y es que esto ya no es una simple moda o tendencia, todo estará en la nube computacional, y el acceso a la información será a través de la red Internet. Una red Internet que está evolucionando y mi opinión es que está cerca de dar un importante giro, sobre todo cuando el IPv6 empiece a ser una realidad obligatoria para todos.

Amazon ha presentando Whispercast, una herramienta con la que permite la gestión de contenidos en grupos de Kindles, de forma que un profesor podrá distribuir apuntes, capítulos de libros, y todo tipo de documentación digital entre sus alumnos. Por supuesto para todos los dispositivos de Amazon permite establecer políticas y realizar un control total sobre ellos, desactivando la integración con redes sociales e incluso apagar el WiFi. Funciones que sin duda son una de las demandas fundamentales de los centros educativos que están pensando o ya han dado el salto a la reducción del papel en las aulas.

Apple no quiere quedarse fuera de este importante pastel, además evangelización de los más pequeños en tecnología y marcas, y en respuesta a movimientos como el de Amazon está entrando también en el mercado de la educación a través de su iPad, iBooks e iTunes U. Pero todos pensamos que Amazon sigue jugando con ventaja por su disponibilidad multiplataforma, ya que gracias a la aplicación de Kindle para Android, iPad y acceso web permite que sea más fácil llegar a sus contenidos. Y porque no decirlo Apple también juega con ventajas como que su dispositivo es mucho más deseado y dispone de la más rica plataforma de aplicaciones.

En esta ecuación para mi gusto faltan jugadores que seguro están preparando sus estrategias de cara a este jugoso pastel. Google es uno de los jugadores que sorprendentemente está tardando en reaccionar para posicionarse en el ámbito de la educación, pero que es posible que pronto pueda encontrar la forma de entrar con fuerza en la educación, pero no lo tendrá fácil. Otro de los jugadores es Microsoft, con su clara apuesta por llevar Windows y su Office a la educación, pero que sino define pronto como introducir sus tabletas con Windows en la educación es posible que empiece su lenta pérdida de cuota educativa, con lo que esto representa de cara al futuro. Está claro menos jóvenes que comprarás/usarán tanto Windows como su Office. ¿Quizás más libertad de elección?.

Además no nos olvidemos de otros lectores electrónicos que podrían encontrar su espacio a través de grandes empresas con son Sony y Dell por citar dos de los grandes, aunque lo tienen realmente difícil porque les falta la pata de la gestión de contenidos.

Y como comenta Antonio en su blog hay un último punto que no podemos olvidar, y que las editoriales deberían estar tomando nota de estos nuevos intermediarios que se están metiendo en sus cocinas y contra los que poco podrán hacer, perdiendo capacidad de maniobra y márgenes. Creo que la editoriales se  han quedado ancladas en modelos obsoletos y no están sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos, algo similar a como le está pasando (o más bien ya les ha pasado) a la industria de la música, el cine, etc.

¿Qué os parece el nuevo escenario educativo para vuestros hijos e hijas? ¿Representará una mejora este cambio para todos?

Por cierto recomiendo leer artículos como “El libro de texto no debe ser digitalizado, debe ser transformado” por Error500, “Khan Academy: Como en el cole” por El Mundo, “Nuevos hábitos de lectura. Lectura en pantallas” por DosDoce, y seguro que podéis recomendar más lecturas vosotros.

Comments are closed.