Retargeting, un paso más en la publicidad online

Como ya comenté hace semanas, estoy inmerso en el “Programa Avanzado de Marketing online” impartido por Secuoyas Academy, un curso que además de enseñar bastante sobre marketing online, me está dando el privilegio de conocer a grandes profesionales del sector, que nos cuentan su día a día, sus casos de éxito y sus creencias en cuanto a tendencias en publicidad online. Entre muchas temáticas me gustó bastante la visión del display con retargeting.

Ya han pasado cuatro semanas desde que comencé este curso de Marketing Online, semanas que están siendo frenéticas, pues el trabajo aprieta de lunes a jueves, y los viernes tengo que viajar a Madrid para asistir a las clases viernes y sábado; pero ante todo está siendo muy provechoso y estamos disfrutando de grandes charlas con muy buenos profesionales como Lakil Essady (Nurun) que nos brindó una buena clase de SEO, Roberto Carreras e Isabel Ramis (@yayel) con Social Media ó Nacho Carnés con una gran clase y unas posteriores cañitas con una charla muy interesante con varios compañeros de curso.

Con diez días de retraso hoy comento la grata impresión de la clase de Display con Nacho Carnés, y en especial el concepto de retargeting basado en la generación de impactos de valor y calidad para el usuario en base a su comportamiento anterior y consiguiendo así una afinidad mucho mayor entre usuario y anuncio en la búsqueda de generar interés hacia una acción del usuario sobre la publicidad mediante clicks, ventas, visitas, registros, fidelización, etc…

En sí el concepto es muy simple hasta ofensivo de la simplicidad que aplica; al recordarlo me viene a la cabeza un simple ejemplo de la similitud con un comercio tradicional, pues al igual que un tendero de una tienda de barrio te ofrece los productos que te suelen interesar a la voz de “¿no quieres hoy tomates? ¿te vas a llevar pollo?” sabedor de tu interés habitual en esos productos, las campañas de display a través de las cookies que guardan tags con información de comportamientos del usuario, nos permiten que los adservers muestren anuncios personalizados según comportamientos anteriores, preferencias y gustos.

El tendero guarda los tags (mis gustos habituales sobre consumo) en sus cookies particulares (en su cabeza inserta ese recuerdo) para después mostrarme campañas de retargeting (me ofrece los productos que sabe que me interesan) para intentar optimizar opciones de ventas.