Un día te levantas y abandonas Internet

internet esta cerrado

¿Qué pasaría si un día te levantas y dejas Internet?

Desde luego todo ha evolucionado tan deprisa que casi no nos hemos dado cuenta, o sí, de como la tecnología se fue metiendo en nuestras vidas. Que buenos recuerdos mi primer ordenador un Tandom 286 con un monitor de 14″ y a todo color, así como los posteriores equipos 386, 486, Pentium, Pentium II, y un largo etcétera. Y por supuesto mi primer módem, un diamond suprafaxmodem actualizable a 56k por firmware, que me permitió acceder a Fidonet y sus BBS, y poco después a Internet a través de Infovía.

Poco años y muchos cambios en nuestros hábitos, desde la comunicación por teléfono, pasando por los SMS, emails, redes sociales, y hoy más bien por whatsapp o similares.

Todo es me gusta, y fruto de ello es mi constante evolución, y nuevos proyectos como mi nueva aventura de cloud computing con stackscale, o colaboraciones como la plataforma de mail marketing acumbamail (el mailchimp español), sin olvidar otras como color vivo, programacion en castellano, …

Y la cuestión es que pasaría algo si cambias de vida, es posible que para ti si, un cambio radical, una desconexión incluso casi total de las redes y la tecnología. Desde luego yo hoy por hoy no pienso en esa cambio, quiero más, y me gusta experimentar y avanzar con los tiempos. Pero me llamó especialmente la atención como algún compañero si pensó en realizar ese cambio. Hace unos días me enteré que Javier Casares deja Internet, y deja un poco de lado (al menos por un tiempo) las redes, quizás buscando ese sueño que a todos nos gustaría, jubilarse a los 35 años. Podéis leer su mensaje en Pastebin, y si no funciona en la cache de Google, aunque me he permitido también reproducirlo aquí abajo por si desaparece la red. Desde aquí ánimo a Javier en una decisión que seguro no ha sido fácil.

JAVIER CASARES
Dejando Internet
19/05/2013 Mis Cosas
Y finalmente he decidido dar el paso. Ese paso que comenzó hace unos años (aunque yo no lo supiera) ahora se está convirtiendo en una realidad. Hace un par de años me hacía la reflexión de si se puede dejar Internety desde principios de 2013 comencé a hacer un primer esfuerzo: salir de las redes sociales y de todos los servicios que hacía años que no usaba. El último paso ha sido retirarme de Twitter, la herramienta por excelencia que no había dejado de usar en los últimos 5 años.
¿Y por qué ahora? Creo que están confluyendo un montón de situaciones, pero básicamente el de jubilarme a los 35 es el que mayor peso está teniendo. Desde hace más de un mes que poco o nada se me ve por la red de redes. Estoy, porque sigo desarrollando sitios y sigo usando la herramienta Internet pero me he decidido a salir de ella, dejando únicamente este blog como mi nexo principal. Es por esto que espero que en unas semanas haya un cambio importante en la imagen del mismo.

Por dejar, incluso he dejado de tener un teléfono inteligente. Desde hace unas semanas que tengo un Nokia 100, uno de esos teléfonos a los que la batería les dura casi una semana y vuelvo a comunicarme por SMS con un teclado de esos que para escribir te puedes tirar unos minutos; pero vale la pena salir a la calle, estar en un restaurante y no tener que estar nervioso, preocupado o con el mono de si tendré un correo importante. El importante soy yo, y la persona que esté delante en esa cena, y un teléfono no puede distraerme de ello.

Internet agota. Recuerdo las primeras conexiones en el año 1994 en casa de unos amigos, y recuerdo aún más en 1997 cuando comencé a hacer páginas web y aprender HTML. Como he dicho alguna vez, prácticamente no ha habido día desde ese momento en el que no me haya conectado a la red. Y eso cansa, agota, te desgasta mucho ese 24/7, porque durante el día estás trabajando, fuera de horas estás con el background haciendo rún-rúny por la noche, en muchas ocasiones, se te ocurren esas ideas que durante el día no has podido pensar.

Ahora ha llegado un nuevo proyecto, Geenapp, y espero que sea el definitivo. Por ahora el descanso de SEO parece que va a ser completo, el de WPO se va a quedar para ratos y el foco principal va a ser el de esta plataforma. Esto significa que mi día a día ya no estará enKeep It Simple Lab, delegando en el resto del equipo la mayor parte de mis funciones y dejando de lado también parte de la formación en la que voy colaborando. Con esto hago referencia principalmente a la parte de consultoría y similar; las empresas en las que participamos seguirán teniendo mi apoyo completo (BoatBureau, Trip4Real, etc…), por supuesto. Aún así, no va a ser algo de un día para otro; me he propuesto ir haciendo hasta el cambio de año (o sea, 1 de septiembre) momento en el que seguramente se produzcan los cambios más importantes. Por ahora será un “ir haciendo”.

Cuando acabe Geenapp (algo no inmediato) mi planteamiento es montar algo tradicional, algo, como alguna vez hablaba con Gina, con Jaume o con Ernesto, montar una panadería, o irme al campo a criar conejos. Seguramente la tecnología me ayudará a que ese proyecto funcione, a disponer de un sistema de promoción que otra gente del sector no tiene. Mi cuerpo me pide levantarme de la silla y no ver pantallas negras con un montón de texto extraño pasando por delante, o pantallas blancas en las que hay que escribir y procesar códigos que luego hagan “cosas”.

Siempre defenderé Internet, pero a mi, personalmente, ya no me sirve como modelo de vida. Seguiré estando, seguirá siendo mi principal modelo de vida, seguirá siendo el mayor y mejor canal de comunicación, pero necesito un gran descanso. Me lo merezco después de tantos años aportando a la red. Ahora quiero que la red me aporte sin contra prestaciones.

Foto: flickr